Nuevas aplicaciones y beneficios en la cadena de valor del campo de la mano de Galvasa

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La compañía argentina con más de 30 años de experiencia en servicio de galvanizado por inmersión en caliente, será parte de AgroActiva Virtual, que se realizará del 27 al 30 de octubre.

En el micrositio de Galvasa dentro de la plataforma de agroactivavirtual.com se ofrecerá información sobre los beneficios y aplicaciones del galvanizado por inmersión dentro de las actividades agropecuarias. Asimismo se podrá acceder a una capacitación técnica online, de acceso libre y gratuito para todos los visitantes de la feria, que estará disponible durante todos los días de la feria.

El galvanizado por inmersión en caliente (GIC) es un proceso de aleación de dos metales (acero y Zinc) que brinda protección de alta resistencia contra la corrosión a bajo costo. En la industria del agro tiene múltiples aplicaciones, especialmente en materiales que permanecen a la intemperie y/o expuestas a productos corrosivos. Su utilización más frecuente es en tambos, silos para acopio de granos, molinos y equipos de riego, cercos y corrales, tinglados, maquinarias para acopio y/o transmisión de fluidos o productos corrosivos.

Los efectos nocivos del óxido y la corrosión en la cadena de valor del campo:

La corrosión y el óxido, implican costos económicos que afectan a la cadena de valor del campo. De manera directa, provoca el reemplazo, mantenimiento o reparación de estructuras, maquinarias o componentes corroídos (transporte, construcción, espacio público) y de forma indirecta, provoca la paralización de la actividad productiva, pérdidas de productos, accidentes provocados por fugas (combustible, agua, gas, etc.) y pérdida de eficiencia. Por otro lado, en materia de seguridad, una estructura corroída puede colapsar y ocasionar accidentes. En cuanto a la sustentabilidad, afecta al uso extra de energía y materiales. Así, “El costo de un agujero por corrosión es muy superior al valor del material corroído” (INTI, Procesos Superficiales).

El galvanizado por inmersión en caliente (GIC) es un proceso de aleación de dos metales (acero y Zinc) que brinda protección de alta resistencia contra la corrosión a bajo costo.

En este sentido, las pérdidas económicas provocadas por la corrosión, pueden evitarse utilizando métodos adecuados de protección del acero. Entre los beneficios del galvanizado por inmersión en caliente (GIC), se destaca su bajo costo inicial, comparado con otros métodos de protección; no posee costo de mantenimiento dado que una vez galvanizado no es necesario pintar; es sumamente resistente a golpes y raspaduras y a la vez versátil, ya que el proceso de inmersión permite galvanizar piezas de diferentes formas y tamaños otorgando mayor vida útil al producto. 

El proceso de GIC se encuentra dentro de las premisas de producción limpia y cuidado del medio ambiente, dado que tanto las materias primas como así también los residuos generados, se reutilizan en otras industrias. En este sentido, es un proceso amigable con el medio ambiente dado que se encuentra alineado con los tres pilares principales de la sustentabilidad: extiende la vida útil de los productos, permite el reciclado del hierro y ofrece mejoras de durabilidad y seguridad.

Galvasa -División Agro, participará activamente de Agroactiva Virtual, con el firme propósito de desarrollar nuevas aplicaciones y generar beneficios en la cadena de valor del campo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más Novedades